Vista en detalle

Abitur 2015

31/05/2015 | 

ABINS GOOD LIFE,

éste es el lema de los 44 bachilleres actuales del Colegio Alemán que, jugando con la palabra Abi(tur) significa algo como “marchando a la buena vida”.

“¡Ocho años de colegio—acabado y más acabado!”—con esta letra de una canción los bachilleres se despidieron con brío de su “colegio que abre horizontes” y pusieron el broche a la solemne entrega de sus títulos.

Cristina Espiga y Lucas Urach moderaron animadamente la tarde para los 300 invitados, mientras que recibieron felicitaciones en los discursos del Conde von Schönburg, del Cónsul de la República Federal de Alemania, Eck, y, por supuesto, de la Directora, la Sra. Matthes, así como de sus tutoras, las Sras. Gerber y Faßbender.

Sin embargo, el punto culminante de la fiesta del Abitur son los discursos de los propios alumnos. Tiziana Jeger y Maxine Rödiger invitaron a los presentes a un paseo por el pasado y nos hicieron no solo partícipes de los pecados del pasado, sino que aprovecharon el momento para darles las gracias a sus profesores por la paciencia en las clases y la disposición de acompañarlos en sus diversos viajes de estudios. Este agradecimiento fue recalcado por nuestros españoles Ignacio Blázquez y Carlos Braun. Sus discursos destacaron por su creatividad y entretenimiento, subrayando así una faceta característica del curso. Aparte de contar anécdotas de su carrera escolar, dieron las gracias a todos los que los acompañaron y apoyaron en su “paseo” hacia la anhelada meta—el Abitur.

Varios interludios musicales pusieron un contrapunto a las charlas emotivas. Elena Manja Werner de la clase 8a enriqueció el acto tocando sus propias composiciones para arpa, y el conjunto vocal de la 10a aportó lo suyo al marco festivo.

Al final, los bachilleres dieron las gracias a sus padres y profesores con el obsequio de una rosa y enviaron sus deseos para una buena vida, atados a globos, al mundo.




Atrás | Arriba | versión imprimible
Selección del idioma