Vista en detalle

El Colegio Alemán dona 10.000 euros a la causa de los refugiados

29/06/2016 | 

En la carrera benéfica de abril, los alumnos del Colegio Alemán recaudaron donaciones por valor de 10.000€. El cheque correspondiente fue entregado a la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) el pasado sábado, 18 de junio.

Esta donación permite a CEAR mantener, aproximadamente, 50 plazas en un albergue para refugiados durante un año, lo que explica la alegría del Coordinador de CEAR para Andalucía, Francisco Cansino: “La donación es suficiente para cubrir los gastos de financiación que recaen sobre nosotros. Nos alegramos mucho de que los alumnos hayan adquirido tanto compromiso.”

La entrega del cheque se realizó en la fiesta de verano del Colegio marcando un momento estrella y, al mismo tiempo, la clausura de un año solidario. Este lema había sido elegido por el Colegio mismo en vista del debate sobre los refugiados y durante todo el año se trató este tema dentro y fuera de las clases. El momento más importante fue la semana solidaria “Refugiados – informar y ayudar” que culminó con la carrera benéfica en la que participaron todos los alumnos del Colegio Alemán. La Directora del centro, Monika Matthes, subraya que los alumnos han dejado claro su compromiso: “En una época en la que muchos piensan solo en sí mismos, nuestros alumnos han demostrado que para ellos “solidaridad” no es una palabra carente de sentido. Me siento orgullosa de que ellos mismos tuvieran la idea de la carrera benéfica y se encargaran de su organización.” 

El Consejo de Alumnos acordó con CEAR que se empleará la donación en la provincia de Málaga para que tuviera un vínculo local. La entrega del cheque representó un momento emotivo para la profesora de enlace, Karin Faßbender: “A mí me conmueve que los alumnos consiguiesen mantener su gran compromiso durante un periodo muy largo. La carrera benéfica, la semana solidaria y también la considerable suma recaudada con la carrera, muestran que es posible convertir una idea en ayuda práctica si toda la comunidad participa.”

Alain Diabanza Nkudiki, que llegó a España como refugiado, trabaja ahora para CEAR y estuvo presente cuando se entregó el cheque: “Nos faltan las palabras. Nos conmueve mucho ver cuánto compromiso están dispuestos a adquirir los alumnos para ayudar a las personas necesitadas.”

En septiembre, una delegación del Consejo de Alumnos visitará un albergue para refugiados en Málaga con el fin de hacerse una idea de en qué se emplean las donaciones.

Se espera que de la colaboración en el año solidario nazca una cooperación sostenible con CEAR. Los alumnos ya están pensando en una repetición de la carrera benéfica que tuvo tanto éxito.




Atrás | Arriba | versión imprimible
Selección del idioma