Vista en detalle

El Colegio Alemán sigue siendo excelente

22/09/2014 | 

El Colegio Alemán Juan Hoffmann sigue siendo uno de los mejores colegios alemanes en el extranjero. El viernes, 19 de septiembre, la Inspección escolar (BLI), de una semana de duración y llevada a cabo por representantes del Estado federal y de los Länder, otorgó al centro nuevamente el sello “Colegio Alemán en el extranjero de excelente calidad”.

Lo que se esconde detrás de las siglas BLI, lo sabe todo el mundo en el Colegio Alemán Juan Hoffmann, tanto el alumno de 4º de Primaria como los profesores o los miembros de la Junta directivo del Patronato: Bund-Länder-Inspektion (Inspección del Estado federal y de los Länder).

Inspección quiere decir examen, y a este examen se sometió el Colegio Alemán Juan Hoffmann en la semana del 15 al 19 de septiembre en el marco de la BLI 2.0 de la Conferencia de los Ministros de Cultura y la Central de los Colegios Alemanes en el Extranjero. 

Vinieron cuatro inspectores de Alemania para evaluar el trabajo completo del colegio. Inspeccionaron las modernizaciones arquitectónicas, miraron detalladamente las instalaciones de las nuevas aulas de Ciencias, Arte y Música, estudiaron un sinnúmero de documentos escolares, llevaron a cabo entrevistas con profesores, padres, alumnos y con la Junta directiva y la Administración, y visitaron a casi todos los profesores en sus clases.

Eduardo, de 14 años, constata que “los profesores estaban bastante nerviosos.” “Es obvio que queríamos mostrar nuestra mejor cara,” confirma el profesor de Alemán, Wolfgang Reimers, “y no es nada fácil cumplir con todos los requisitos cuando las visitas duran solo veinte minutos. Además, como profesor, no quieres tampoco dar una “clase escaparate” sino seguir con el tema que toca en ese momento.” Así que no es de sorprender que a veces se pudiera hasta palpar la tensión en el edificio escolar. 

 

Segunda inspección, con un listón aún más alto

Para el Colegio Alemán Juan Hoffmann se trataba de la segunda inspección de esta índole. En el año 2008, se inició la ronda de la BLI 1.0, una inspección ideada por Alemania, que a lo largo de los años siguientes fue llevada a cabo en todos los 140 colegios alemanes en el extranjero existentes en todo el mundo. La Inspección pretende, mediante unos estándares establecidos,  examinar y asegurar la calidad de los colegios alemanes en el extranjero. En 2008, el Colegio Alemán Juan Hoffmann sirvió como colegio piloto de esta forma de inspección y fue distinguido como uno de los mejores colegios alemanes en el extranjero.

“En la BLI 2.0, las exigencias de calidad son más estrictas que en la BLI 1.0,” explica la Directora, Monika Matthes, “el listón está más alto. Habiendo superado la primera ronda con muy buena nota, un nuevo examen se convierte en un reto especial ya que la meta es como mínimo revalidar el resultado de la primera vez.”

Por lo tanto, no es de extrañar que el colegio se tomara muy en serio la preparación de la semana de la Inspección. Un año antes se vislumbraba ya la BLI: hubo días pedagógicos especiales y formaciones continuas para los profesores y se amplió y actualizó minuciosamente el programa escolar. Desde aquellos días, fuese en el ámbito pedagógico o administrativo, no habría de quedar nadieque no se hiciese cargo de alguna tarea adicional.

 

El Colegio se ha superado

Los resultados de la Inspección proporcionaron una inmensa alegría a todas las partes interesadas. Siendo la nota media máxima alcanzable la de 4,0, el Colegio Alemán Juan Hoffmann obtuvo en el promedio de las distintas áreas la de 3,47, con lo que superó incluso los resultados excelentes de la primera inspección.

Los inspectores se mostraron impresionados por los buenos rendimientos de los alumnos y de una cultura de enseñanza y aprendizaje que fomenta el esfuerzo de cada uno, a la que contribuye en gran medida la buena relación entre los profesores, los alumnos y los padres. La excelente presentación del Colegio así como la gestión profesional por parte de la Dirección, Junta directiva y Administración merecieron también su especial atención.

Los inspectores confirmaron expresamente las palabras del Presidente del Patronato, el Conde von Schönburg: “Nuestro éxito reside esencialmente en el hecho de que somos una gran familia que se apoya y cuida mutuamente.” Junto con la Directora, la Sra. Matthes, recibió con alegría y orgullo el sello de calidad “Colegio Alemán en el extranjero de excelente calidad”. 




Atrás | Arriba | versión imprimible
Selección del idioma