Vista en detalle

El Ejido

29/11/2016 | 

Después de un viaje de tres horas, nos impresionó la visión de un mar de plástico: la excursión del curso Geografía de Bachillerato nos había llevado a El Ejido. Nos recibieron Lola, la propietaria de la empresa Clisol, y su asistente Christian. Juntos nos guiaron, en español y en alemán, por los invernaderos más diversos. Vistos desde fuera, parecen una blanca superficie surrealista y muerta, dentro un campo verde lleno de vida. Aquí nos enseñaron unos “leones” microscópicos que protegen a las plantas de los parásitos, y nos explicaron el ecosistema artificial de sus cultivos. Clisol produce sobre todo distintas variedades de tomates, pimientos y pepinos y, para terminar, nos ofrecieron una “cata” de sus productos ecológicos.  




Atrás | Arriba | versión imprimible
Selección del idioma