Objetivos pedagógicos del trabajo en el huerto escolar

2.1 Objetivos tempranos

Dos aspectos predominaban:

a) El de la observación científica: la ilustración de grandes descubrimientos, como la teoría de la evolución de Darwin o de la genética según Mendel;

b) El de la subsidiariedad económica: cada persona graduada debería estar capacitada para cultivar un pequeño huerto para su propio consumo.

 

2.2 Objetivos hoy

¿Y hoy?

En tiempos de la educación multimedia, en la que todo se puede explicar ipso facto con imágenes movidas y simulaciones en tres dimensiones y de bienestar material, en los que la obtención de alimentos ya no forma el centro de nuestras vidas.

¿Qué legitimidad tiene el huerto escolar hoy en día?

Los nuevos medios ilustrar más que nunca contenidos abstractos, sin embargo pueden tender a sustituir, en los ojos de niños, lo real por una imagen virtual. Testimonio de ello dan vacas lilas en dibujos infantiles.


(Bigstock: Dudarev Mikhail)

 

2.3. Aprendizaje "real"

Es el estudio real que posibilita al niño relacionarse con la vida que le rodea, y llevarlo a la comprensión de que convive con otros seres vivos en el ciclo de la naturaleza

 

2.4. Preservación de la creación

Pero el trabajo en el huerto escolar va más allá: Bajo el aspecto ético y religioso, es una importante aportación a la preservación de la creación: el premio nobel de la paz Albert Schweitzer contó como uno de los retos más importantes del colegio en la actualidad, hacerle entender a los niños el principio ético “vida debe ser”. “Esta [comprensión] no se puede transmitir en ningún aula mejor que en la confrontación con lo vivo en un jardín”, escribe en su “Ética del respecto ante la vida”.

  

Albert Schweitzer (Allg. Deutscher Nachrichtendienst, imagen 183, 1955)
Lápida conmemorativa (Wikipedia: OTFW, Berlin, 2011) 

2.5. Aprendiendo con corazón, cabeza y manos

Viéndolo desde el punto de vista pedagógico, el trabajo en el huerto escolar sirve de ejemplo modélico para la educación integral del gran educador alemán Pestalozzi, con corazón, cabeza y mano. A ello se une el aprendizaje orientado a la acción, así como la estimulación afectiva y la comprensión de las relaciones ecológicas y biológicas.

 

(probablemente F.G.A. Schöner:
Johann Heinrich Pestalozzi) 

 

2.6. Competencia social

El trabajo en el huerto escolar también fomenta la competencia social, ya que permite asumir responsabilidad para uno mismo y los demás, además del autodesarollo propio. Los niños se dan cuenta, que forman parte de este mundo - según el lema “Educación hacia la responsabilidad asumiendo responsabilidades."

 

2.7. Sensibilización emocional

No hay que olvidar que los niños experimentar el huerto escolar con todos los sentidos, desarollan su relación emocional hacia los seres vivos, ya sean animales o plantas, y sienten alegría al contemplar la belleza y estética de la naturaleza.


(Bigstock: Egal)

 

2.8. Aprendizaje interdisciplinario

El trabajo en el huerto, a menudo posibilita entrelazar e ilustrar contenidos de otras asignaturas. Para Sachkunde (conocimientos) por ejemplo se pueden plantar plantas precoces o realizar análisis del suelo u observar animalitos en el hotel de insectos. Para las matemáticas se miden la cantidad de semillas por surco, así como la distancia entre semilla y semilla, o el periodo entre siembra y cosecha. Siempre que sea posible, se intenta enseñar nombres de plantas y animales tanto en alemán como en español.




Atrás | Arriba | versión imprimible
Selección del idioma